La famosa máscara de pestañas Great Lash de Maybelline,desde 1971 ha ocupado  los primeros lugares entre las mejores mascaras de pestañas. Dicen que por su simpleza, puede usarse de la manera que quieras. Es muy versátil. ¿Lo mejor de todo? Su precio no supera los $2.500. La probé y te cuento:

Great Lash aporta volumen y alarga las pestañas, el volumen que aporta es muy natural, no es un volumen excesivo. Se nota que te has puesto máscara de pestañas pero no se ven recargadas ni pegadas.

Me resulta difícil describir el cepillo tiene la forma en espiral de las máscaras antiguas, no tiene nada especial a simple vista y su tamaño es pequeño. De hecho cuando lo vi no pensé que iba a dar un buen resultado, pero me equivoque.

En mi caso como tengo las pestañas cortas y rubias necesito ojala la alargar y dar volumen, debo decir que ha resultado ser una máscara muy útil para mí. La aplico de abajo a arriba y haciendo movimientos de zigzag, y voy aplicando más capas según los resultados que quiera obtener.

Es una máscara con un acabado bastante natural pero su efecto se nota. Levanta y separa las pestañas, aporta volumen y espesor, lo que hace que ideal para uso diario. Además, tiene buena duración y trae mucha cantidad (10 ml) por un precio asequible. Tiene una buena duración en el día, pero no es una máscara de acabado dramático para las noches de fiesta.

Al retirarla, se desmaquilla sin problemas, Yo uso el desmaquillador de ojos de Kiehl’s (humecta y no irrita nada, se los recomiendo especialmente si sus ojos son muy sensibles) y tras poner el algodón sobre las pestañas unos segundos puedo retirarla sin problemas, nada que ver con otras máscaras waterproof que hay que luchar para retirarlas con pérdida de varias pestañas en el proceso.

Aunque no sea la máscara perfecta, tiene una muy buena calidad y resultados respecto al precio. Reconozco que normalmente no la habría comprado, pero me arriesgue y no me arrepiento, realmente buena, bonita y barata. ¡Pruébenla!