La manzanilla es una de las plantas con más beneficios para nuestra salud, fortalece las defensas y combate las infecciones y el dolor. Pero también ayuda al cuidado de la piel de muchas formas. Te mostramos como usarla para cuidar tu piel de manera natural y muy económica.

Esta planta limpia, suaviza y relaja la piel, disminuye las rojeces y las venitas marcadas especialmente en pómulos y cerca del área de los ojos. También es aclarante para la piel. ¿Cómo usarla? Te damos los simples tips a continuación

Limpia y revitaliza

Ayuda a limpiar la piel en profundidad, además es antibacteriana. Puedes usarla como un tónico para limpiar tu rostro. Prepara una infusión concentrada con media taza de manzanilla por medio litro de agua  (ojala con las hierbas, no de bolsitas). Cuela y deja que se enfríe, luego úsalo como tónico en tu rutina de limpieza.

Post depilación

Ayuda a aliviar las irritaciones en la piel. Aplicar un poco de la infusión concentrada de manzanilla después de la depilación, calma la inflamación y relaja la piel.

Disminuye las ojeras

Para disminuir las ojeras, remoja dos bolsas de té de manzanilla en media taza de agua caliente, deja que se enfríen y colócalas en tus ojos por 5 minutos.

Para aclarar y mejorar el tono de la piel

Mezcla media taza de la infusión de manzanilla con una cucharada de miel y una de agua de rosas, mezcla y aplícala en el rostro por 10 minutos y enjuaga, 3 veces por semana.

¿Qué otros beneficios conocen de la manzanilla?