Tuve la oportunidad de probar Clarisonic, el famoso sistema de limpieza facial que arrasa en todo el mundo, por su precio, para muchas de nosotras es una inversión, así que les dejo mi opinión y espero que las ayude. Me lo enviaron para probarlo y les cuento como me fue:

Mi piel es mixta y sensible, he usado otros cepillos faciales, y aunque el resultado no era malo, me irritan la piel y no podía usarlos por mucho tiempo.  Por lo que me llamo la atención y quise probarlo enseguida.

Clarisonic tiene una tecnología diferente, su cepillo no gira, sino que tiene un movimiento de 300 micro oscilaciones por segundo, inapreciable para el ojo, lo que hace que no se desplace el tejido y resulte mucho menos agresivo. Se carga en pocos minutos y puedes mojarlo sin problemas, pues es waterproof.

De esta manera se eliminan hasta seis veces más impurezas que con una limpieza tradicional, se reduce el tamaño de los poros y además, la piel queda preparada para absorber mejor los tratamientos que apliquemos después.

Mi forma de uso es mojar la piel, después pongo el gel de limpieza sobre el cepillo (también lo puedes aplicar en la cara directamente) y enciendo Clarisonic.

Se utiliza haciendo suaves movimientos circulares en el rostro:

  • 20 segundos en la frente.
  • 20 segundos en nariz y barbilla.
  • 10 segundos en cada mejilla

Todo el proceso dura 1 minuto.  (Un sonido te va avisando el momento de cambiar de zona). Es imposible pasarse porque tras un minuto, se apaga solo, como lo hace igualmente si  ponemos demasiada presión.  Te enjuagas la cara y ya pasas al tónico y a tu tratamiento habitual.

Dice en las instrucciones que se puede usar dos veces al día incluso en pieles sensibles, en mi caso, lo dejo para la noche porque la sensibilidad de mi rostro no aguanta las 2 veces, y con esa frecuencia de uso mi piel ha mejorado mucho en su aspecto y su luminosidad, tengo menos impurezas y me facilita mucho la limpieza.

Empecé a notar los resultados la primera semana de uso, la piel se siente mucho más limpia y se ven menos poros abiertos. No me han brotado granos o rojeces, como he leído que le ha pasado a algunas personas, pero me da la impresión que es por exceso de uso.

Reconozco que Clarisonic no es barato, pero es sin duda una inversión que merece la pena, porque la piel es lo que nos acompaña toda la vida, y hay que cuidarla y la limpieza es algo primordial.  Tengo que decir que feliz me lo compraría. Si quieren probarlo o comprar pueden encontrarlo en tiendas paris y en Paris.cl