Miracle Air de Teint de Lancôme es una base de maquillaje compuesta por un 90% de aire y 25 veces más liviana que en una base tradicional. Le da a la piel solo lo esencial para un acabado mate y ultra liviano, permitiendo que la piel respire y se vea natural, perfecta y luminosa. La probé y te cuento mi experiencia.

Da un acabado aterciopelado, difuminando las imperfecciones, matifica la piel pero no quita luminosidad, se siente como no ir maquillada.

Su fórmula incluye rosa silvestre, que tiene propiedades antiinflamatorias y se suele incluir en productos para pieles grasas y sensibles y rusco, un ingrediente que ayuda a atenuar las rojeces.

Viene con un aplicador de gotario de cristal, con solo 4 gotas cubre todo el rostro. Tiene una cobertura media, perfecta para quienes preferimos una apariencia natural. Ideal para pieles sin muchas imperfecciones o para la que no le gusta usar base.

Como pueden ver en la foto, su textura es muy liviana, no se siente sobre la piel y te olvidas que la estas usando. Es completamente líquida y muy fácil de aplicar con brocha o con los dedos.

Lo que más me ha gustado ha sido lo ligera que es, no ha secado mi piel (como me pasa con algunas bases matificantes) y además es una fórmula no grasa, por lo que va bien con cualquier tipo de piel.

Al elegir el color, hay 12 tonos disponibles. Yo iba a escoger una más clara al ver el envase, pero me recomendaron otra, (Mi tono Lancôme es el 035) y en el frasco me pareció muy oscuro, pero al aplicarla se difumino muy bien y se adaptó perfectamente a mi tono de piel, por eso importante ir a las tiendas a probarla en el rostro.

Acá esta en mi mano ya aplicada solo con los dedos, tiene un aspecto tan natural que no había encontrado en ninguna base., y se comporta bien en cualquier tipo de piel. $28.990. Recomendada 100%