Bobbi Brown cree que un labial debe ser rápido y fácil de usar, Sheer Lip Color es justamente eso, suaviza y da un color fresco y brillante por horas.  ¿Qué tiene de especial?  Lo probé y te lo cuento a continuación.

Son muy hidratantes, de un acabado jugoso, con mucho pigmento a pesar de su nombre “sheer” (translúcido en inglés) son casi como un bálsamo full hidratante que aporta mucho color al labio.  Ojo que si buscas un labial muy intenso o cubriente no es el más indicado.

Tiene karité, muru muru y aceites de durazno, que humectan, nutren y rejuvenecen, mejorando mucho los labios, además, su base traslúcida permite que el color dure por horas.

Otro detalle es que no se sale del labio por partes, sino de manera totalmente uniforme. Es decir, con las horas pierden intensidad en los labios pero de manera totalmente pareja, con lo que el labio siempre se ve maquillado. Es como si tiñera el labio.  Es probarlo y enamorarse de su textura.

Yo probé el tono Melba, es un tono durazno medio, se ve súper con unos smokey eyes y da muchísima luz al rostro. Es un naranja claro muy lindo. Me encanta.  Hay 14 tonos preciosos y para todos los gustos  a $19.000

Sé que no es un valor económico para un cosmético, muchas veces me preguntan si vale la pena invertir en productos de este rango de precio, debo decir en mi caso personal, que  con ningún labial de esta marca me he arrepentido, usándolos casi todos los días los he tenido por más de un año, así que los recomiendo totalmente.

Acérquense a las tiendas Bobbi Brown y pruébenlos sin miedo, y si no conocen la marca los chicos las ayudaran y mostraran lo que necesiten. Les recomiendo sobre todo la del Costanera Center en el segundo nivel, ¡son muy amorosos!