Cuando hablamos de siliconas y parabenos en nuestros cosméticos  nos asustamos pero muchas veces ni siquiera sabemos que son, ni cuál es su función. ¿Son dañinos o  no? Te damos las herramientas necesarias para decidir y elegir bien tus productos.

Las siliconas

Son polímeros, y están en prácticamente todos los cosméticos, como pre bases o bases de maquillaje para dejar la piel más lisa y suave. Ayudan a minimizar imperfecciones y la protegen del frío.  También las hay en productos para el cabello para darle suavidad y brillo.

Existe la creencia de que las siliconas tapan los poros y dañan la piel, la verdad es que no se absorben ni penetran en la piel, pero sí permanecen sobre la superficie de ésta (de ahí la importancia de la rutina de limpieza).

No dañan la piel, además  que se eliminan con facilidad al lavarnos el rostro (siliconas solubles al agua). Si te desmaquillas y limpias tu piel a diario, no hay mayores problemas.

Como saber si un cosmético tiene siliconas

Casi todas las siliconas de uso cosmético terminan en cone, conol y xane. Las solubles en agua suelen decir peg.

  • Amodimethicone
  • Dimethicone
  • Dimethiconol
  • Syclohexasiloxane

Los Parabenos

Son los químicos más usados como conservantes en un 90 % de los cosméticos y productos de higiene corporal. Matan bacterias y alargan la vida del producto para que dure más.

Los parabenos han ganado mala fama debido a que algunos estudios sugieren que  los usados en desodorantes están ligados al cáncer de mama.  Aunque no existe evidencia  medica sobre esto.

En su mayoría no producen daño,pero si puede pasar, sobre todo si se es de piel muy sensible, o alérgico a alguno de estos compuestos, podría ocasionar dermatitis, irritación de la piel o rosácea.

Como saber si un cosmético tiene parabenos

Casi todos los parabenos de uso cosmético llevan las siglas  metil, etil, propil y butil, por ejemplo:

  • Methylparaben
  • Pthylparaben
  • Isobutylparaben
  • Propylparaben
  • Butylparaben.

Los parabenos en bajas concentraciones (un 1% o si están últimos en la lista de ingredientes de los productos) no deberían ser nocivos. En la actualidad son muy controlados y no son normales las altas concentraciones. Pero siempre hay posibilidad de reacciones negativas.

El preferir un producto libre de siliconas o parabenos es ya una decisión personal, si se siguen las precauciones necesarias en su fabricación y uso no deberíamos correr riesgos. Cada uno es libre para elegir siempre con precaución.