Cuando compramos bases de maquillaje muchas veces nos equivocamos al escoger el color, porque no las probamos, o en la tienda se ven bien pero con luz natural no corresponden a nuestro tono natural, y nos quedamos con un producto que no sirve. Pero hay formas de aprovecharla y son muy simples.

Si tu base es muy oscura:

  • Para contornear  y definir el rostro. Aplica la base oscura por las zonas donde contorneas con polvos (para profundizar pómulos,  contornos rostro, etc. según tu tipo de rostro) Luego aplica tu base normal. Recuerda difuminar muy bien para que no se noten cortes.
  • Combínala con tu base normal de un tono más claro, aplicarla un par de gotas en el dorso de tu mano y mezcla  con un poco de la base  oscura, mezcla con una brocha hasta conseguir tu tono exacto.
  • Mezcla con crema hidratante. Así  bajaras el tono. Eso si debes cuidar que la crema y la base sean de la misma formula (libres de aceite, humectantes, etc.) sino la base te quedara más grasienta. Esto hará que el tono baje pero  ojo que también disminuirá la cobertura.
  • Úsala como rubor. Aplica una pequeña cantidad en tus pómulos y difumina,  las bases oscuras de tonos rosas, o las mas bronceadas quedan muy bien y bastante naturales.

Si tu base es muy clara:

  • Si el tono es levemente claro, aplica polvo bronceador sobre tus mejillas, frente, nariz y mentón y luego mezcla bien, o mezcla una pequeña cantidad de base en la palma de tu mano con una gota de bronceador en gel. Da un muy lindo tono a la piel.
  • Puedes utilizarla como corrector de ojeras e imperfecciones que tengas antes de la base de tu tono.
  • Si la base es libre de aceite puedes aplicar una cantidad mínima y utilizarla de primer de sombras.
  • Para iluminar tu rostro colócala en puntos como la frente, tabique, barbilla, lo alto del pómulo, difumina muy bien y aplica tu tono normal.

¿Tienes tips para arreglar nuestros errores al comprar maquillaje?  ¡Compártelos con nosotros!