Más de una vez hemos lamentado cuando vamos a nuestro cosmetiquero y encontramos nuestra sombra, rubor o polvos preferidos quebrados en mil pedacitos. Si no quieres darlo por perdido,  recuperarlos es muy fácil y te lo muestro paso a paso.

Necesitas:

  • Alcohol
  • Espátula o palito de helado.
  • Pañuelos desechables
  • Algodón y bastones de algodón
  • Recipiente

Hay que ser cuidadosas con la limpieza, pues el producto ira en tu piel, por eso limpia todo lo que utilices con alcohol y obvio, las manos bien limpias. No te preocupes por el alcohol pues  además de desinfectar, se evapora completamente, no dañará los ojos ni quedará olor en el producto reparado.

Como reparar tu cosmético:

Trasladamos el producto quebrado al recipiente. Molemos muy bien hasta obtener un polvo fino.

Le añadimos poco a poco el alcohol y mezclamos con la espátula hasta lograr una pasta sin grumos.

Limpiamos el envase  del producto con un algodón con alcohol.

Pon la pasta en el envase, yo lo hago con una espátula pequeña de plástico, porque al ser flexible permite mezclar y trasladar la pasta muy fácilmente. Lo movemos y golpeamos suavemente para acomodar bien el contenido. Déjalo reposar un par de horas.

Ahora hay que prensarlo bien. Ponemos un pañuelo de papel sobre la sombra y presionamos de a poco, así se va compactando y a la vez se  absorbe el alcohol. Puede ser  con los dedos, pero es mejor con algo del mismo diámetro o similar al envase del producto. Ojo, siempre encima del pañuelo.

Si se sale un poco por los lados, limpia los bordes con un bastón de algodón ligeramente impregnado de alcohol.

Después hay que dejarla reposar una noche (protegido del polvo) para que se evapore todo el alcohol y podrás usar otra vez tu maquillaje como siempre.  Funciona muy bien, he reparado sombras normales, minerales, polvos y rubores, todos han quedado estupendos. Espero les haya quedado claro y ¡Puedan rescatar sus favoritos!