Nuestro rostro es la parte del cuerpo más expuesta a la suciedad y contaminación. Nos maquillemos o no debemos limpiar la piel dos veces al día y es más fácil de lo que piensas. Los pasos son los mismos y solo los productos cambian según la edad y las necesidades de nuestra piel. Aprende a hacerlo fácil y en solo 10 minutos.

La rutina básica debería ser:

  • Limpieza de la piel diaria, (mañana y noche) hidratación y protección solar.
  • Limpieza profunda de la piel (exfoliación, mascarillas)1 vez a la semana o cada 15 días.

Limpieza diaria de la piel

Basta tener un limpiador facial, del tipo y formato que prefieras, puedes aplicarlo con los dedos y si tienes un cepillo facial, mucho mejor.

  • La limpieza de la mañana retira el sudor y la suciedad que se haya podido liberar durante la noche, además de las células muertas producto de la renovación de la piel.
  • Por la noche, primero nos quitaremos el maquillaje y luego con un limpiador eliminamos la suciedad ambiental e  impurezas de la piel.

Es tan simple como aplicar el limpiador en movimientos circulares sobre tu piel, luego retirar con algodón o agua según el tipo de producto. Al finalizar, tu tónico y crema de siempre, ¡Y listo!

Limpieza profunda

Aunque eliminemos la suciedad, todos los días se acumulan células muertas en la piel. Esto causa  piel opaca, puntos negros, imperfecciones, pellejitos, etc.  Por esto a partir de los 25 años, cuando la regeneración de la piel se vuelve más lenta añadimos  la exfoliación.

  • Es bueno exfoliar después de abrir los poros de la piel aplicando vapor tibio en el rostro durante unos minutos, o  después de la ducha. Así remueves la suciedad al interior del poro.
  • Tras aplicar el exfoliante durante 2 a 3 minutos lo retiramos con agua tibia.
  • En este momento ya podemos aplicar nuestro tónico y crema, aún mejor una mascarilla natural como una de miel o una cosmética, les recomiendo Elicina Xtreme Caracol-Llantén ($9.567) hidrata y deja la piel increíble.

Son rutinas fáciles y no les quitara más de 10 minutos, un buen maquillaje ayuda pero una piel sana nos durará toda la vida.