Hay ocasiones en que necesitamos que  nuestro labial nos dure mucho tiempo,  pero  entre el sudar, beber o comer al cabo de un rato ya no queda rastro de él. Un labial normal puede acompañarte por mucho, con 7 pasos realmente simples.

Es cierto que existen labiales larga duración, pero el problema con estos  es que  muchas veces resecan los labios. Para salir o un evento es mejor  escoger un labial mate, son más pigmentado y durán mucho más,  el truco es muy simple y lo usan muchos maquilladores, te cuento como a continuación:

Necesitas:

  • Hidratante labial
  • Labial (Del color que elijas).
  • Delineador de labios (En el mismo tono del labial).
  • Pincel para labios.
  • Pañuelos de papel.
  • Polvo traslúcido

Como hacerlo es muy simple:

  1. Aplica un poco de hidratante en tu boca, para que tus labios estén bien hidratados y no absorban tan rápido el labial.
  2. Con el delineador marca todo el contorno de los labios (Si no tienes buen pulso, puedes  ir marcando con puntos y luego unirlo. Si tienes los labios muy finos puedes aplicar estos tips.
  3. Rellena todo el labio con el mismo lápiz, esto te da mayor durabilidad del labial y resaltara el color.
  4. Con la ayuda de un pincel para labios aplica tu labial extendiéndolo muy bien
  5. Colocar entre los labios un pañuelo de papel y presiona (No refriegues) para retirar el exceso de labial.
  6. Ahora con una brocha o borla aplica el polvo traslúcido sobre los labios presionando, así fijas el color y te dará  larga duración
  7. Por último, repite la aplicación del labial, ¡Y estás lista para salir!