Es muy probable que al comprar sombras termines repitiendo siempre los mismos tonos o con algo que no te gusto y no uses nunca más. La solución es simple, y no deja de ser una ayuda para el bolsillo. En los sets y paletas de sombras, tendrás tus tonos favoritos  y  nuevos colores para probar, todo en uno.

A la hora de escoger los colores, recuerden que hay que experimentar, y si el maquillaje no te gusto, se retira, así de simple. No le tengan miedo al color.

Algunas opciones pueden ser:

  • Ojos cafés: Rosas, burdeos, café, verde, cobre, dorado.
  • Ojos  verdes: Morado, azul, naranja, negros, grises, dorado, cobre.
  • Ojos  azules: Gris, rosa, morado, naranja, dorado, bronce.
  • Puedes usar sombra del mismo tono de tus ojos, combinara,  pero no los destacara.

Cuando les recomiendo un color, ejemplo el verde, no me refiero a un solo verde, sino a cualquiera de las variaciones del color (Verde, verde oliva, verde manzana, verde azulado, verde grisáceo, etc…) del más oscuro al más claro, con brillo o sin brillo, son solo recomendaciones, no reglas, prueben y sorpréndanse.

Tips para elegir

  • Hay que elegir bien antes de  comprar, porque a menudo los colores se repiten con otros que ya tienes. Y si usas siempre los mismos tonos al maquillarte, es posible que te queden muchos colores sin utilizar.
  • Las sombras dúo y trío, te facilitan la elección de los colores que mejor se podrían combinar. En las sombras dúo, dentro de la misma gama cromática, suele venir un color claro y uno oscuro. Y, en las sombras trío, un color claro, uno oscuro y otro intermedio.
  • Las paletas de muchos colores  contienen prácticamente todos los  que podríamos necesitar, tienen desde tonos básicos neutrales como beige, blanco, piel, café, etc, a tonos más atrevidos como el fucsia, morado,  amarillo, verdes, azules, dorados y muchos más.
  • Si en la paleta tenemos nuestros favoritos, los demás colores nos pueden servir para situaciones especiales como maquillajes de noche o disfraces, evitando comprar sombras que usaremos muy poco y que se terminaran venciendo.
  • En las paletas, hay tonos que siempre se acaban primero (En mi caso los beige o los iluminadores) por lo que es bueno tener aparte una sombra del color que más utilicemos.

Elige la tuya, dúo, trío o paleta, ¡y atrévete con el color!