Cuando comienza el frio, las bajas temperaturas y la calefacción resecan y dañan nuestra piel. Tenemos que cuidarla para evitar que se irrite y se deshidrate. Porque tanto para mujeres como para hombres, cuidarse la piel es una cuestión también de salud.

Antes de nada es importante que mantengamos la piel del rostro limpia y libre de impurezas, porque está todo el día expuesta al frio y debe estar sana para resistir y evitar daños. Por eso hay que  limpiarla  por la mañana y antes de acostarnos.

Ahora veamos los pequeños detalles que nos van a ayudar a proteger nuestra piel de las bajas temperaturas:

  • Agua tibia: el agua demasiado caliente daña las capas protectoras de la piel. Aunque  te guste la ducha estilo sauna, es más saludable para la piel el agua tibia.
  • Exfoliación: En todo el rostro excepto en el área del contorno de ojos. De esta forma estará limpia y recibirá mejor los diferentes productos que vamos a aplicarle para protegerla. Existen  exfoliantes suaves como los de LUSH (Deliciosos!) o un maravilloso y simple secreto casero de miel con azúcar morena. Yo uso esto último, lo dejo un par de minutos y lo enjuago con agua tibia.  El rostro queda muy suave.
  • Secar suave: No hay que frotar al secarse el rostro,  basta con pequeñas palmaditas y así estimular el riego sanguíneo y no dañas la piel.
  • Hidratación: Aplica la crema hidratante con la piel aún húmeda porque se mantendrá hidratada más tiempo. Las cremas  ayudarán a disminuir las arrugas y hacer la piel más flexible y resistente. En las zonas más delicadas que son el contorno de los ojos y los labios, tenemos que utilizar hidratantes específicos para ellas, que eviten el deterioro de estas partes. (Dato: Prueben las nuevas cremas de Pamela Grant, Aqua Extreme son livianas y muy hidratantes, y si quieren regalonearse y darle un lujo a su piel regálense Shangri La de LUSH)
  • Los labios: Se resecan y se agrietan, causando incluso heridas. Para protegerlos aplica un protector labial que hidrate y proteja de los rayos solares.  Sobre todo si hace mucho frio al momento de salir.

Y por último, no olvidar la protección solar, el que este nublado no significa que estemos libres de los rayos uv, no cuesta nada hacerlo y lo agradecerás con los años.

Aprovecha estos datos y ¡Que no te la gane el invierno!