Las ojeras y bolsas son un problema de circulación o inflamación en la zona bajo el ojo.  Y aunque puede haber una combinación de ambas, no son lo mismo. Aprende a reconocerlas y como disimularlas muy fácilmente con estos tips.

Pueden aparecer por causas genéticas, por malos hábitos de sueño, o algún problema puntual de salud o nutrición.

Como dije al principio, puede haber una combinación de ambas, pero ojeras y bolsas no son lo mismo. En el caso de las bolsas solo hay inflamación por retención de líquidos o grasa en la zona.

Si hay inflamación, aplica mañana y noche una crema contorno de ojos que desinflame, con un suave masaje en círculos. Alternativas pueden ser All about eyes de Clinique, fast response de MAC o Multi Recharge de Biotherm,  También se puedes probar en la zona remedios caseros como la manzanilla, pepino  o cubitos de hielo.

En el caso de las ojeras no hay hinchazón, solo pigmentación oscura, y para disimular eso existen los correctores, el ideal es de un tono más claro que el resto de la de la piel, esto las ilumina y disimula

Respecto a los tipos de corrector, los hay más fluidos (para ojeras leves o pieles con muchas líneas) tipo Select cover up de MAC o Colorstay de Revlon o más cremosos y compactos (ojeras muy profundas o marcadas) como Studio sculpt de MAC, o Infallible de L’oréal, y también una mezcla de los dos para pieles sin problemas de edad como el nuevo corrector mineral de Pamela Grant.

Rogelio Reyna de Bobbi Brown, el regalón de Piel y Pincel, me dio un tip buenísimo para escoger  el tono  de corrector, debe ser similar al de  la piel del hueso  de la ceja. Ese es el tono que deberíamos aplicar sobre la ojera

Las ojeras muy oscuras son difíciles de disimular así que hay que buscar un tipo de corrector que contraste con su color.

  • Si tus ojeras son  rojizas, moradas o azules,  escoge un corrector de ojeras en tono beige o amarillo, nunca un rosado.
  • Usa un corrector en tono rosado si tus  ojeras  son verdosas. Pero siempre acorde al tono de tu piel.

Consejos finales.

Cuida de no aplicarte demasiado  corrector, porque  resaltaría las líneas de expresión o arrugas que tengamos. Tampoco  escojas un tono de corrector muy claro, tus ojeras se verán grisáceas y te darán aspecto de enferma.

Muchas chicas confunden un iluminador con un corrector, la ojera no se ilumina (una ojera blanca se ve igual de mal que una oscura), se disimula volviéndola casi del mismo tono de nuestra piel.

¡Suerte!