Ya habíamos explicado que el rubor es un gran aliado, a la hora del maquillaje, ya que realza el rostro y le da luz, relieve y vida. Ahora respondiendo a sus preguntas, veremos cómo aplicarlo según la forma de tu rostro.

Antes que nada, Recomendaciones:

  • Para aplicar bien el rubor necesitas una brocha de tamaño medio a pequeño y ojalá que tenga el mango largo para poder dirigir con precisión las pinceladas.
  • Antes de aplicar el colorete, sacude (¡no soples!) suavemente la brocha para eliminar el exceso de producto.
  • Difumina muy bien, para que no que se noten las líneas de la aplicación.
  • Siempre se debe usar poca cantidad: es mejor aplicar segundas capas para acentuar el color, que lucir un rubor poco natural.

A mi gusto hay 2 maneras de aplicarlo que le quedan bien a la mayoría (Incluyendo al rostro ovalado)

  1. Aplicarlo en forma ascendente debajo del pómulo.
  2. Sonreír y aplicarlo en las mejillas para dar un efecto de rubor natural. Para hacerlo, sonríe frente a un espejo y aplícalo sobre las partes que sobresalen (en buen chileno, las “manzanitas”).

Ahora, si quieres dar efectos más específicos según la forma de tu rostro, veamos los tipos más comunes y cómo podemos aplicarlo:

  • Rostro alargado: Acá la pincelada tiene que empezar a la altura de las aletas de la nariz y ascender hacia las sienes,  difuminando  horizontalmente hacia la línea del cabello
  • Rostro cuadrado o rectangular: Se debe aplicar el rubor bajo el hueso del pómulo en una media luna hasta el extremo superior de la mejilla.
  • Rostro redondo: Mi truco para este rostro es aplicar el colorete en forma de triángulo con la base apuntando hacia hasta las sienes, difuminando muy bien.
  • Rostro triangular: Se debe usar rubor en el área más sobresaliente sobre las mejillas (técnica de las manzanitas que nombramos mas arriba)

Un toque de rubor da vida al rostro, en el formato que prefieras, polvo, crema, líquido, etc. Así que no tengan miedo de usarlo, hay tonos para todas y a veces el que nunca usaríamos es el que mejor nos queda, prueben tonos nuevos y les aseguro que se van a enamorar de más de alguno.