Como hoy es viernes, y  los panoramas después del trabajo o estudio son la excusa  perfecta para ponernos lindas,  les traigo 6 formas simples de cambiar tu look de maquillaje en 15 minutos, para pasar de maquillaje de día a un maquillaje de noche ¡y lucir divinas!

Si nos pilla una ocasión especial y no tenemos mucho tiempo para arreglarnos, no es necesario hacer el maquillaje completo de nuevo, solamente hay que enfocarse en algún punto de la cara e intensificarlo o darle más colorido.

Acá están los 6 tips:

  1. Escoge un delineador líquido negro o de color (Violeta, azul, plateado, etc.) Sobre tu delineado suave de día,  haz una línea fina que se vaya haciendo más gruesa hacia el final del ojo, dándole una forma ascendente tipo Marilyn Monroe.  Si tienes una brocha fina de sombra, puedes hacer lo mismo con una sombra húmeda.
  2. Aplica máscara de pestañas solo en las puntas para no recargar y que no se vean pegoteadas.
  3. Aplica un iluminador el (polvo o crema) sobre los pómulos, levanta el rostro, alegra la expresión y queda precioso para la noche.
  4. Intensifica un poco tu rubor aplicando sobre el otro tono con un leve brillo, de noche se verá muy bien.
  5. Los labios pueden ser el centro de tu look, fuera con el tono natural y escoge un tono más impactante como el rojo,  fucsia o incluso el naranja. Trata que tu labial sea de textura mate para que no se corra tan rápido) y delinéalos primero para hacer durar más el color.
  6. Aplica sobre el un gloss transparente o del mismo tono del labial (hazlo sin llegar al contorno de la boca para que no se corra). Este efecto tipo “plastificado” es fantástico para la noche.

¿Ven que no es nada complicado? ahora solo tienen que verse lindas y ¡A disfrutar este fin de semana!