Ya conocemos las ventajas y lo importantes que son las brochas para aplicarnos el maquillaje. Para aumentar su duración y por la salud de nuestra  piel hay que cuidarlas limpiándolas de la manera correcta

Si tienes tu set básico, o lo estás armando de a poco, requiere cuidados. Cuando la brocha está sucia, se nota al tocarlas, ya no están tan suaves, no toman bien el producto e incluso raspan. La limpieza depende del uso que le des,  una vez al mes, si le das un uso normal, pero si las usas mucho, una vez por semana.

Hay dos tipos de brochas, las brochas de pelo sintético (las que son para la base de maquillaje, corrector de ojeras, para  las sombras en crema, delineador,  etc.) Las brochas de pelo natural, (las de rubor, polvos sueltos o compactos, polvos de sol, pinceles de sombras, de cejas, etc.) ambas necesitan el mismo tipo de limpieza.

La mejor opción es comprar un limpiador de brochas, sirve para brochas de pelo sintético como natural. (Brush Cleanse de MAC, Make up brush cleanser de Clinique, Conditioning brush cleanser de Bobbi Brown).

La opción un poco más barata es con shampo neutro de bebe.  Funciona muy bien, pero en mi opinión siempre es mejor un producto específico.

  • Con medio vaso de agua tibia, y unas 3 o 4 gotas del producto que escogiste, sumerges la brocha hasta la parte metálica sin llegar a la parte del mango,  y agitas suavemente la brocha, con cuidado, sin aplastarlas y enjuagas bien con agua tibia.
  • Lo más importante, siempre que dejes secar las brochas, nunca pongas el pelo hacia arriba, déjalas secar acostadas, sobre alguna superficie lisa.
  • Si las pones a secar con el pelo hacia arriba la humedad entrará dentro de la férula (la parte metálica dentro de la que están pegados los pelos) y hará que el pegamento se vaya soltando y luego se caerán los pelos de la brocha.
  • Al limpiar la brocha no la refriegues. Trátalas con cuidado, y déjalas secar con su forma. No aplastadas ni desordenadas, si inviertes en una buena brocha la idea es que te duren años y años.

También, si quieres limpiar las brochas entre uso y uso, como pueda ser la del maquillaje o la del delineador o la de labios, puedes humedecer un pañuelo de papel  con un poco de desmaquillante de ojos y limpiar el exceso, pero solo como una solución temporal.

El último tip. Si compartes tus brochas, trabajas con ellas y quieres desinfectarlas de manera rápida, puedes poner un poco de alcohol en spray y con un tissue y con mucho limpiar con cuidado por la brocha.