A todas nos ha pasado que nos da lata desmaquillarnos o limpiarnos la cara, sobre  todo, cuando llegas tarde y cansada. Pero aunque tu rostro se vea limpio hay que hacerlo, por que influye en la salud y aspecto futuro de nuestra piel.

Una noche sin limpiarte la cara no es un gran riesgo pero muchas noches si lo es. No sólo te estás quitando el maquillaje,  y dándole la oportunidad a tu piel para que descanse. También retiras la grasa acumulada en los poros y la suciedad del ambiente que se acumula durante todo el día. Además de las capas de piel que se renuevan durante la noche al limpiarte el rostro por la mañana

Limpiarse la cara más de dos veces al día no es recomendable a menos que tu piel sea muy  grasa. Si limpias más de dos veces al día la piel seca, esta se seca aún más con los productos limpiadores, si tienes la piel grasa las glándulas se estimulan, o sea la piel se vuelve más grasosa. La exfoliación, siempre en la noche por el mismo motivo.

Si te aplicas una crema incluso la más cara sin haberte limpiado la piel, no aprovecharas los beneficios del producto, el cual se mezclara con la suciedad y grasitud que tenga tu piel.

Si no te has maquillado; la suciedad igual esta en tu rostro.  Aplicarte la crema hidratante sin limpiarte no es bueno. También por la mañana, antes de maquillarte o salir a la calle, debes limpiar e hidratar.

El jabón normal seca e irrita la piel. Existen limpiadores de rostro especiales para cada tipo de piel que la cuidan y protegen a la vez que la limpian en muchas marcas, Lancome, St Ives, Avon, MAC, Nivea y muchas más.

Hay cepillos limpiadores muy suaves para la cara, no superan los $2.000 y ayudan a remover mejor la suciedad e impurezas, si puedes tener uno es muy bueno, mantenlo limpio y notaras la diferencia al limpiar tu piel.

En resumen, si no nos desmaquillamos, adiós piel sana, joven y bonita. El maquillaje no lo es todo.  Hay que preocuparse siempre de la salud de nuestra piel.