Una zona tan sensible como son los ojos siempre hay que desmaquillarla con desmaquillante de ojos, nunca con el que se utiliza para la cara. El desmaquillante bifásico es lejos la mejor opción.

Siempre hay que limpiarla con desmaquillante de ojos, nunca con el que se utiliza para el resto de la cara y menos con crema o con jabón, porque puedes causarte irritaciones e incluso alergias, además de dañar la piel del contorno de los ojos y provocarte arrugas prematuras.

En las farmacias, perfumerías, o cualquier centro especializado donde vendan desmaquillantes, tienen desmaquillante bifásico. Los precios parten desde los $3.000 y puedes escoger entre marcas como Nivea, Ponds, Garnier, Lancome, Neutrogena y muchas más.

El desmaquillante bifásico, como bien dice la palabra, está constituido por dos fases o partes, una acuosa y otra oleosa.

Algunos dejan una sensación algo aceitosa en el rostro, por eso debes fijarte que digan “sin efecto graso”.

Para usarlo correctamente hay que

  1. Unir las dos partes moviendo (no agitando) el frasco de lado a lado.
  2. Poner un poquito en un pétalo desmaquillante o una mota de algodón.
  3. Aplicas sobre las pestañas presionando unos segundos para disolver el maquillaje y luego deslízalo de adentro hacia afuera muy suavemente sin fotar, repite hasta que el ojo este completamente limpio.

Yo tengo los ojos muy sensibles a cualquier desmaquillante, por eso recomiendo este bifásico para las personas que tengan los ojos sensibles o usen lentes de contacto. Además funciona muy bien para remover maquillaje contra agua o larga duración.

El último que he probado y me gusta porque limpia muy bien, no irrita y no deja los ojos grasos es el   Clean sensitive demaquillante bifásico express, de Garnier, $3.400, especial  para pieles sensibles, sin alcohol, perfume y no deja efecto graso. ¡Pruébenlo!