La base de maquillaje es, como su nombre lo dice, la base de los demás elementos, tiene que proteger el rostro y verse lo más natural posible, vienen en diferentes tipos para cada edad y piel. Aprende a escoger y aplicar la tuya con estos consejos.

Lo primero de todo es saber que tono es el adecuado para ti, el color que debes elegir es exactamente el mismo tono que el de tu piel, ni más claro ni más oscuro, siempre antes de comprar una base pruébala en tu rostro y no en la mano.

Siempre recomiendo escoger 3 tonos y hacer 3 líneas en tu mejilla, la que se funde con tu piel es el tono correcto. Utilizar un tono más oscuro o más claro que el de tu piel es un error que comenten muchas, y lo único que consigues es parecer que usas una máscara y además envejecerte.

Al igual que las cremas, según tu tipo de piel debes utilizar la base de maquillaje, Si tienes la suerte de tener una piel normal puedes elegir la base de maquillaje que quieras, pero la mejor es la líquida o fluida, ya que como no tienes imperfecciones no necesitas mucha cobertura.

En cada dato van unas recomendaciones, también puedes guiarte con la información y encontrar la que más te guste. Para que hagas la elección correcta, veamos para qué sirve cada una:

  • Base líquida o fluida: Se puede aplicar en todo tipo de piel, especialmente en las grasas o mixtas. Disimula las líneas que se forman en la piel reseca, se puede usar una muy fluida o más cubriente. Según el nivel de grasa que tenga el rostro puedes elegir una más fluida (Natural finish long lasting foundation de Bobbi Brown ó Dream Mat fluido de Maybelline ) u otra más cubriente.
  • Base cremosa: Especial para pieles normales y secas, pues tiene humectantes. Es más espesa que la base líquida, por lo cual no se debe poner sobre cutis mixto o graso, porque podría provocar impurezas en el rostro como poros tapados y acné. (Dream Creamy de Maybelline)
  • Base en polvo: Su principal característica es que disimula el brillo del sudor, por lo que es buena para las pieles grasas o mixtas sin muchas imperfecciones. Puede venir en polvos sueltos o compactos. (Prueba Studio Fix de MAC)
  • Base compacta: Es una mezcla entre la base en crema y la base en polvo, buenísima para el cutis normal. Además es la que mejor cubre el rostro, no la recomiendopara pieles maduras pues resalta las líneas de expresión. (Mineralize compact foundation de MAC, o Beyond color de Avon ).
  • Base oil-free: No tiene ingredientes grasosos o aceites es la base perfecta para una piel grasa brillante. (SkinClearing Oil Free de Neutrogena, Oil Free Foundation , de Bobbi Brown)

Como aplicar la base paso a paso:

El primero paso siempre es aplicar la crema hidratante, continuamos con los correctores y luego, la base:

  1. Aplicamos la base y lo hacemos siempre con movimientos hacia abajo, nunca refregar o aplicar como una crema, puede ser con una esponja (a mi por lo menos es la que más me gusta, pero también hay que ir con cuidado porque es la que mas producto absorbe), dando toques suaves como con la técnica de “ponceado”, o con la yema de los dedos, o con un pincel especial para base, solo para las mas expertas.
  2. Recuerda no abusar del producto, la base es para cubrir imperfecciones y unificar el tono, pero no debe notarse. Incluso puedes aplicarla solo en las zonas con imperfecciones, ahí la importancia de que sea del mismo tono que tu piel.
  3. Una vez aplicada la base, con polvo suelto sin color o uno similar a tu piel, matiza los brillos que la base no haya difuminado, si no tienes brillos no te apliques nada ya que quitarás luminosidad de la piel.

Tip extra: Utiliza a lo largo del día un spray como el agua de rosas o agua termal de Vichy, y rocíalo sobre el rostro sin frotar y espera que se absorba, o lo más simple, un pétalo de algodón levemente empapado en agua, presionando suavemente sobre la piel, devolverá la frescura y suavidad al rostro.

Como recibí muchas preguntas sobre este tema, espero haberlas ayudado, el uso de la base se reduce solo a elegir la correcta y saber aplicarla, ahora a probar y cualquier duda me cuentan. ¡Suerte con los datos!