Agua de rosas

La piel sensible se irrita facilidad, por lo tanto debe evitar a toda costa productos que contengan alcohol. Una excelente opción natural y económica que descubrí en la Homeopatía es el agua de rosas…

Esta maravillosa agua se obtiene por la destilación de los pétalos de estas flores tan  utilizadas en la historia de la cosmetología. Tiene propiedades calmantes, tonificantes, relajantes y también astringentes lo que la perfecta para las mujeres con piel grasa y  poros abiertos.

Existen muchas marcas, aunque a mí personalmente la de Farmacias Hahnemann me gusta mucho. Bordea los 1.500  pesos, tiene un delicado aroma a rosas, es suave y muy hidratante, no irrita los ojos ni es pegajosa. Úsala después de lavarte la cara y después del demaquillante, además es buenísima para hidratar el rostro en el día, puedes rociarla sobre la  base y no pasara nada, sentirás la piel inmediatamente fresca y suave.  Ya sabes, llévala siempre contigo.